martes, 17 de junio de 2014

PRI, reorganización interna


Luis Alberto Romero

El Partido Revolucionario Institucional se reorganiza desde sus bases, a fin de llegar fortalecido a 2015 y estar en condiciones de mantenerse en el gobierno estatal en las elecciones de 2016, cuando será renovado el poder ejecutivo de Veracruz.

Igual que en los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, que relevarán a sus dirigencias estatales, el PRI también proyecta cambios, aunque estos podrían llegar al comité directivo en diciembre de este año o a principios de 2015, en caso de que la lideresa del partido, Elizabeth Morales García, asuma la candidatura a la diputación federal por el distrito de Xalapa Urbano. Si no es así, por el momento no habrá renovación en el comité directivo estatal.

Donde sí se programan mudanzas es en los comités directivos municipales; sin embargo, antes de que eso ocurra, dicho partido se enfocará en los comités seccionales y en la estructura básica.

Este año podría concretarse el cambio en la Liga de Comunidades Agrarias, el sector campesino del PRI, donde desde hace un par de años venció el periodo estatutario de la ex alcaldesa de Emiliano Zapata, Bertha Hernández.

En todo caso, al margen de la renovación de su vieja estructura, el reto del Revolucionario Institucional es integrar su padrón de representantes ante los comités seccionales; una lista que no sólo debe ser revisada sino, sobre todo, depurada de manera escrupulosa, a fin de evitar que se incluya a ciudadanos que ahora militan en otros partidos políticos o simplemente que ya murieron.

Es ahí, en la estructura electoral –y también en la capacidad de movilización– dónde se define, en gran medida, el resultado de una elección. Por eso resulta importante el trabajo de reorganización interna que emprendió el Comité Directivo Estatal que encabeza Morales García.

Generalmente, los partidos políticos acaparan los reflectores en los procesos electorales, en los cambios de sus respectivas dirigencias y en la selección de sus candidatos; a pesar de ello, no hay que perder de vista que en la organización interna se define en gran medida el rumbo de los procesos electorales.

Habría que apuntar que en estos momentos, sólo Acción Nacional y el Revolucionario Institucional se encuentran en sus procesos internos de renovación y así se preparan para los años electorales en puerta. Y mientras ello ocurre en esos dos partidos, en el Sol Azteca no dan señales de vida y pareciera que toda la actividad partidaria se reduce a la renovación del comité directivo estatal.

Hoy, todos los partidos están a la espera de las nuevas leyes electorales que se cocinan en la Legislatura del Estado; y todos, sin excepción, están preocupados por el tema de la equidad de género, que obligará a postular mujeres en la mitad de las candidaturas a cargos de elección popular.
Ese es, sin duda, el tema que más se debatirá en las dirigencias de los partidos a la hora de seleccionar candidatos en 2015; sin embargo, entre los equipos de los aspirantes a contender en 2016 por la gubernatura del estado, la mayor preocupación no tiene que ver con la equidad de género, sino con la amenaza, que así lo ven, de que el próximo gobernador veracruzano sólo ocupe el cargo por un periodo de dos años. @luisromero85, http://luisromero85.blogspot.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Congreso veracruzano, costoso, improductivo y opaco

Luis Alberto Romero El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) dio a conocer un estudio, el Informe Legislativo 2017, sobre el...